La Comisión de Patrimonio inicia la declaración BIC del fondo de arte de Sa Nostra

REDACCIÓN PALMA, 21.12.2016. La Comisión de Patrimonio inicia la declaración BIC del fondo de 
arte de Sa Nostra datado hasta la mitad del siglo XX y de la colección de numismática

Por unanimidad de todas las fuerzas políticas, la Comisión Insular de Patrimonio Histórico ha aprobado hoy la incoación de dos expedientes de declaración de Bien de Interés Cultural (BIC) que afectan una parte del Fondo de Arte de Sa Nostra y la colección de numismática de la entidad. A partir de ahora, las dos colecciones no se pueden disgregar y cualquier movimiento o intervención sobre ellas tendrá que ser comunicado al Departamento de Patrimonio del Consell de Mallorca.

“Se cierra un ciclo, un proceso largo iniciado en 2012, que desde este equipo de gobierno hemos querido priorizar. Es un primer paso para proteger este fondo de arte y querría destacar el trabajo hecho desde el Departamento de Patrimonio a la hora de revisar estas colecciones, analizar las obras…”, explica Kika Coll, directora insular de Patrimonio, a la salida de una Comisión Insular de Patrimonio Histórico que ha aprobado por unanimidad iniciar el procedimiento porque una parte del fondo de arte de Sa Nostra y su colección numismática disfrute de la máxima protección que permite la Ley de Patrimonio Histórico de las Islas Baleares: la de Bien de Interés Cultural (BIC).

“La propia incoación de este expediente ya protege la colección”, añade Coll, “pero lo más importante es que a partir de ahora se tendrá que mantener la unidad de toda la colección, que esta no puede salir del Estado español y que cualquier movimiento de las obras que forman parte se tendrá que comunicar al Departamento de Patrimonio para que pueda hacer una tarea de seguimiento”. El propietario de estas colecciones, además, tiene que garantizar su buena conservación.

Plaza de Toros. Miquel Barceló
Plaza de Toros. Miquel Barceló

Los dos expedientes incoados hoy afectan, por un lado, además de un centenar de piezas del Fondo de Arte de Sa Nostra datado entre el siglo XVI y la primera mitad del siglo XX. Nos encontramos ante una “colección clave para explicar el arte en las islas, especialmente en cuanto a la isla de Mallorca entre el siglo XIX y la primera mitad del XX”, sostiene el informe de los técnicos de Patrimonio. Entre los principales valores que se le atribuyen está la calidad de muchas de las piezas a nivel individual y también la representación de figuras y espacios clave en la historia –como por ejemplo el rey en Jaume o visiones históricas de la ciudad de Palma-. Algunas de las aportaciones más importantes del fondo son de autores como Joan de Joanes, Miquel Bestard, Gabriel Femenia, Gabriel Reinés y Pocoví, Gabriel Ferrer y Amorós, Joan Mestre Bosch, Joan O’Neille y Rossiñol, varios dibujos del Archiduque Lluís Salvador, obra de Joan Bauçà, Antoni Ribas, Ricard Anckermann, Joan Font y Vidal, Llorenç Cerdà, Vicenç Furío, Laureà Valláis, Narciso Puget, Santiago Rusiñol, Joaquim Mir, Tito Cittadini, Guillem Bestard, Antoni Gelabert y Massot, Pilar Montaner,…entre otros.

La segunda incoación de expediente de declaración como Bien de Interés Cultural tiene que ver con la Colección de Numismática de Sa Nostra: un conjunto de 484 monedas que alcanzan todos los periodos culturales históricos de las Baleares y Pitiüses, contando con ejemplares que cronológicamente comprenden desde el periodo púnico de Ibiza hasta la Guerra Civil española, concretamente hasta el año 1937. “Un conjunto de alto valor histórico y documental”, según el informe de los técnicos de Patrimonio, sobre todo por el alto número de acuñaciones hechas en las cecas baleares y, en especial, en la de Mallorca.

En las dos colecciones, el informe de los técnicos de Patrimonio indica que el estado de conservación de las piezas es bueno y que se encuentran en buenas condiciones de seguridad.

“Hemos dado un primer paso muy importante”, indica Kika Coll, “y hemos priorizado estas dos colecciones pero no descartamos una segunda fase que afecte el resto de la colección, como la pintura de la segunda mitad del siglo XX del fondo de arte de Sa Nostra o la colección de fotografía. Ya se está trabajando en la tarea de valoración y análisis de las piezas”.

Con la incoación del expediente de declaración de Bien de Interés Cultural se comienza todo un procedimiento administrativo que pasa ahora por la solicitud de un informe consultivo a la UIB, publicación en el BOIB, apertura de periodo de alegaciones a los afectados y posterior revisión del informe del Departamento de Patrimonio antes de la declaración definitiva como BIC en un plazo máximo de un año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *