Una conversación con Fanny Tur, archivera, historiadora, bibliotecaria y política

Fanny Tur Riera

Hoy conversamos con Fanny Tur, historiadora, bibliotecaria, archivera y política. Una de las cabezas más valiosas de la intelectualidad Ibicenca de los últimos años

Fanny: ¿cómo empiezas tu carrera ligada a la cultura?

Empecé con el tema de los libros, es decir, de las bibliotecas. En 1985 acabé la carrera y el año 1986 l’Ajuntament d’Eivissa sacó a concurso la plaza de archivera-bibliotecaria.  El archivo histórico estaba sin archivero desde la muerte de Mossèn Isidor Macabich. En febrero de 1987 hice las oposiciones, aunque yo entonces quería ser profesora de instituto, pero salió esta oportunidad y pensé que mientras me preparaba las oposiciones de Instituto, siempre podía tener este otro trabajo. Pensé en provar

¿Qué habías estudiado?

Historia. Había estudiado la carrera de Filosofía y Letras en Cordoba. Ya he dicho que tenía ganas de ser profesora de instituto – de aquellos de cuando las competencias estaban en Madrid y te podían enviar a cualquier rincón del territorio del estado español- pero me presenté a las oposiciones de la plaza de archivera, y después de tres meses estudiando aprobé. Esto ya me ligó profesionamente a Ibiza.

Recuerdo que me dijeron: aquí está el archivo. Eran cajas, cajas y más cajas por los pasillos del antiguo edificio del Ayuntamiento. Recuerdo que la gente cuando iba a “Vías y Obras” a pedir una licencia pasaban por encima. Biblioteca directamente no había. O sea que el trabajo era clasificar el archivo y montar la biblioteca. Estaba yo sola. La biblioteca se inauguró en noviembre. El día siete de noviembre – casualmente el día que nació Albert Camus – del 88 y el junio del 89 se inauguró el Archivo Histórico. Quiero decir las actuales instalaciones estables, dado que el archivo tiene más de 800 años! En ambos casos el Alcalde era Enrique Mayans

¿Cuando tiempo estuvíste con el archivo viejo en el antiguo edificio del Convento?

Allí estuvimos primero mientras se hacían las obras a la salita del pasillo donde teníamos la primera sede. Mientras arreglaban una sala y nos daban otra, estuvimos desde el 87 que se inauguró al 89. Y así hasta el 2006 que nos trasladamos a la sede definitiva de Can Botino a pesar de que se inauguró formalmente poco después.

¿O sea que el traslado a Can Botino fue mucho después?

De hecho el edificio de Can Botino – o Can Montero – se compró siendo yo consejera de cultura, a medias Ayuntamiento-Consell, y ya se puso una cláusula al convenio de compra para justificar que el Consell pagaba la mitad de un equipamiento municipal, por que allí tenía que estar el Archivo Histórico de Ibiza. El Archivo Histórico de Ibiza, a pesar de que es de titularidad municipal, tiene la documentación histórica tanto de Ibiza cómo de Formentera. Es decir, que es el archivo histórico de las Islas de Ibiza y Formentera. Desde 2006, a pesar de que la inauguración oficial fue el 2009, el Archivo está en la nueva sede de Can Botino
¿Cómo ha sido el proceso de poner en marcha Can Botino, el traslado? ¿Una locura?

De todo. Ha sido muy intenso pero muy interesante. Reconozco que cuando empecé era una recien licenciada, y claro, cuando me dieron aquellos montones de papeles y me encontré que mi espacio de trabajo era el alféizar de una ventana! Me apoyaba allí y allá estaba con mis papeles. Salía llena de pulgas, y de polvo, …estaba pleno de ratas, de gatos, de todo. Me acuerdo que una vez, una muchacha que trabajaba a la Junta de Andalucía, y que había estudiado en Córdoba conmigo vino por Ibiza de vacaciones. Le enseñé un día el archivo para que me diera alguna idea, y me dijo: “Olvidate!” esto no lo arregla “ni D…..Vale?”

Con la inconsciència que da la ignorancia y la juventud – yo estaba a solas, pero poqito a poco… Era consciente que la plaza se había creado por que hacía muchos años que las asociaciones y las entidades culturales protestaban, por el estado del Archivo. Joan Marí Cardona había escrito artículos denunciando el estado de abandono del archivo.

Así que lo primero que clasifiqué fue la prensa, por que era lo más sencillo y tenía más volumen. Para quitar volumen primero clasificamos la hemeroteca. De hecho, aquel año ya se presentó el inventario de la hemeroteca. Entonces, poco a poco, ir clasificando como se podía. Comprando material de archivo y clasificando.

La que era regidora de cultura en aquel momento – Maria Muntaner, una maestra jubilada – me cogió y me llevó a ver los archivos de Mallorca, cosa que le agradeceré toda la vida. Tuvo la vista y la inteligencia de llevarme a formar a Mallorca. Me llevó a ver el Archivo del Reino de Mallorca, el del Consell de Mallorca, etc. Por supuesto que hoy en día todavía – como todos los archivos- hay cosas para documentar, pero ahora ya es un trabajo normal y continuado.

Entonces cuando esto ya estaba más o menos encarrilado, hubo que palntearse la urgencia de inaugurar la biblioteca. Vila, siendo la capital, era el único municipio que no tenía biblioteca publica. Esto se convirtió en lo más urgente. La segunda prioridad.

¿Ya habían cerrado la antigua biblioteca de La Caixa?

No. La biblioteca de La Caixa todavía estaba abierta, pero era de una entidad bancaria que hacía las funciones de una biblioteca institucional que no existía. Desde los años treinta era la única biblioteca que había habido a Ibiza. De hecho, yo las oposiciones, las fui a estudiar a la biblioteca de La Caixa.

La nueva Biblioteca pública la empezamos en un edificio municipal , que hoy en día se un espacio juvenil, en la calle Castilla. Me acuerdo que en aquel edificio – siempre me ha tocado compartir con otros servicios – había economía, impuestos y la biblioteca. La lucha era ver quién se quedaba la planta baja que era lo más grande. Y estuvo bien, por que espectacularmente sorprendida conseguí la planta baja. Abrí sola, desde el primer día hubo tanta demanda que poco después, ya había un auxiliar de biblioteca y uno del archivo.

Hace veinte y cinco años – cuando se inaugura el Archivo- se cumplían 150 años del nacimiento oficial de la fotografía. Con este motivo empezamos a recoger fotografías para crear el archivo fotográfico. Fue el principio del que ahora es el Archivo de Imagen y Sonido. Recuerdo que iba dependencia por dependencia a recoger las fotografías institucionales que había: las que se hacían cuando venía alguien, las de obras a las obras, y cosas así.

Una vez un poeta – Jean Serra- me recordaba que me conoció porque, nada más abrir la Biblioteca, llamé a todos los escritores e investigadores ibicencos y les pedí un ejemplar de sus obras por que en la Biblioteca no las teníamos y no había presupuesto para comprarlas. Todos respondieron, todo el mundo vino con su bolsita y con sus libros, incluso el hijo de Cosme Vidal Llàsser. Todos.

Ibiza es la única Isla que no tiene una Biblioteca pública del Estado. ¿Cómo está este tema?

Lo veo muy lejos. Creo que las cosas están tan atrasadas que pasará mucho tiempo a que Ibiza tenga la biblioteca estatal que le corresponde, y que la Comunitat Autónoma tendría que empujar

Fanny, tú también has sido política. Fuíste Consejera de Medio ambiente y después de Cultura en Consell d’Eivissa y has estado a cargo del Instituto Ramón Llull en las Islas. ¿Como ves esta serie de entradas y salidas del Instituto Ramon Llull?

Si, tuve la suerte de ser llamada directora adjunta del Instituto Ramón Llull a la digamos, segunda etapa. Ya se había producido una primera salida de la Comunitat Autónoma del Instituto en la época Matas, cuando por varios motivos, el gobierno salió de la institución. No sólo se tienen que buscar las causas de aquella ruptura en las Islas Baleares, sino que también fue por la actitud de la Generalitat de aquel momento. Sería demasiado fácil pensar que los hechos se produjeron sólo por el cambio de gobierno que hubo el 2003.

¿Cual fue tu objetivo como directora adjunta del Instituto Ramon Llull a las Islas?

Conseguir que la lengua y la cultura catalanas tuvieran el lugar que les corresponde en el mundo, como una forma de expresión de millones de personas, y que Baleares tuviera una voz en el IRL. Ambas cosas se consiguieron parcialmente, sobre todo la segunda. También trabajamos para conseguir afianzar los vínculos entre las Islas y Cataluña y otras comunidades que tienen nuestra misma lengua haciendo un trabajo conjunto

¿Como era esto de “directora adjunta”?

La existencia de dos directores adjuntos, uno de Cataluña y el otro de Baleares, había quedado fijada a los nuevos estatutos del IRL. Era un consorcio integrado por las comunidades autónomas con un peso decisorio paritario. También fijaban la existencia de las sedes de Palma y Barcelona

¿El IRL fue un buen negocio por las Islas?

Un buen negocio no lo se. El que se cierto es que las Islas recibíamos más del que aportábamos mediante los presupuestos

¿Qué importancia tuvo el IRL para la cultura propia de las Islas?

La importancia del IRL para el archipiélago, no ha sido solamente en relación con el apoyo de la lengua y la cultura catalana, sino también al que dimos a la música, al teatro o a la enseñanza universitaria, entre otros artes.

Ya he dicho antes de que el balance fiscal de las Baleares respete el IRL era muy beneficioso para nosotros. En cifras el que gobierno balear recibía era más que no aportaba. Además, el organismo en las Islas nunca trabajó con cuotas ni límites. Allá donde más se ha perdido es en la proyección internacional de las artes visuales, la música o el teatro de las Baleares. Los organismos actuales no tienen la capacidad económica ni los contactos internacionales que el IRL nos aportaba

Sólo en mi etapa más de 300 artistas visuales de las Baleares expusieron en una cincuentena de exposiciones en todo el mundo.

¿Y el Instituto de Estudios Baleares?

Hay espacio más que suficiente para la coexistencia de ambos organismos, siempre y cuando se delimiten sus competencias. El IEB, actualmente, carencia de capacidad para la proyección exterior y las relaciones internacionales que si tuvimos con la IRL.

¿Crees que volveremos a entrar si hay un cambio de gobierno?

No lo se. En todo caso se tendrá que fijar nuestra postura, de una vez por todas, y qué es nuestra relación con las otras comunidades de cultura y lengua común. Sea dentro o fuera del IRL.

Fanny. Una última pregunta que hacemos a todos nuestros entrevistados. ¿Cuál es tu postura ante los medios digitales como por ejemplo el nuestro?

En la sociedad actual son imprescindibles. Es el futuro

Gracias Fanny!

Gracias a vosotros.