El Museo Krekovic abre las puertas a los pintores extranjeros que han creado en Mallorca

REDACCIÓN PALMA, 08.04.2019. La muestra se ha abierto al público este lunes 
y acoge una quincena de obras del fondo de arte del Consejo de Mallorca de pintores 
extranjeros que han vivido y creado en Mallorca desde los inicios del siglo XX. 
El Departamento de Cultura, Patrimonio y Deportes inicia así una nueva línea 
de trabajo a partir de la colección del Consejo, encara poco explorada. 
Una muestra estable que se irá completando progresivamente con adquisiciones 
y depósitos, que permitirá profundizar en el estudio de la obra y el contexto de estos 
artistas, así como desarrollar un programa educativo y de difusión. 

Como pionero de los viajeros del siglo XIX, dos dibujos del Archiduque Luis Salvador –HausBrazzato in Luka y Vista de Ragusa- indican al visitante el camino a seguir. Una muestra donde Tito Cittadini y Roberto Ramaugé, ambos discípulos argentinos que llegaron a Mallorca siguiendo Anglada Camarassa, comparten espacio con otros pintores más desconocidos, como el alemán Ernest Curiel o la pintora y escritora húngara Erzsébet Ringer, que vivió en el barrio del Terreno durante la década de los años veinte del siglo pasado.

Son algunos de los nombres propios que forman parte de la exposición “Fondo de pintura del Consejo de Mallorca. Pintores de adopción, realismos y transgresiones”, que desde hoy acoge el Museo krekovic, donde encontraremos también obra de Mèddard Verburg, Eugene Holbrook, Steve Afif, Levantáis Ribeiro, Cándido Ballester, Yannick Vu y Ellis Jacobson. Sus pinturas ya forman parte del fondo de arte del Consejo de Mallorca, el cual ha empezado a explorar un nuevo camino con esta exposición: el factor de cambio y de renovación artística que ha significado la llegada en Mallorca de gran número de artistas de diferentes nacionalidades, sobre todo pintores, desde los inicios del siglo XX.

Fueron muchos y, entre ellos, también destacaron Archie Gittes, George Sheridan y Ritch Miller, autores de las últimas obras que ha incorporado la colección del Consejo de Mallorca, a través de adquisiciones y donaciones, que también forman parte de esta exposición.“El Museo Krekovic ya había acogido anteriormente exposiciones temporales de artistas extranjeros”, ha recordado su responsable, Maria de Mar Gaita, “y ahora se retoma este planteamiento como eje de la colección estable, que acerca al público obras que estaban en despachos institucionales y que va mucho más allá.

Forma parte de un proyecto global que busca mejorar las condiciones de conservación de este fondo de arte, que este crezca a través de una política de adquisiciones coherente y promover diferentes líneas de investigación, como la de los artistas extranjeros en el caso del Krekovicpero también incidir en la pintura mallorquina de los siglos XIX y principios del XX, con la exposición permanente de la capilla del Centro Cultural la Misericordia”.El Museo Krekovicrepresenta la vertiente más social entre los diferentes espacios en red que participan del proyecto de Museo de Arte del Consejo de Mallorca –la Misericordia, Museo Krekovic, Palau Real, Raixa-. Un proyecto que se encuentra en una primera fase de ejecución que tiene como objetivo prioritario que el fondo de arte del Consejo de Mallorca sea reconocido como colección museográfica. Objetivo para el cual es fundamental, según la Ley de Museos, disponer de exposiciones permanentes, coherentes y ordenadas de este fondo, como las que actualmente ya se pueden visitar a la Misericordia y al Museo Krekovic.

Para Maria de Mar Gaita, dentro de este proyecto global del fondo de arte es fundamental el programa de mediación y educación que se desarrolla desde el Museo krekovic a través de diferentes proyectos desde el año 2014 y que permite en el centro mantenerse en contacto con el entorno social y educativo del barrio de nuevo Quitando “porque el museo no es solo un espacio de visita y de contemplación, sino que tenemos que potenciar el acceso de toda la sociedad porque acontezca un espacio de encuentro, diálogo y expresión”.

“Estamos al inicio de un camino”, añade la responsable del Krekovic, “que habrá que potenciar con investigación, que nos permita profundizar en la obra y el contexto de estos artistas. También con la adquisición de nuevas obras para ir conformando una colección pública representativa de este interesante aspecto de la evolución del arte en Mallorca”.