El Parlament transfiere al Consell de Mallorca la gestión del Museu de Mallorca

REDACCIÓN PALMA, 17.01.2019.La delegación es tanto del Museo como de la Sección Etnológica de Muro, 
el Museo Monográfico de Pollentia y los almacenes de Son Tous

El Parlament de les Illes Balears ha votado y aprobado este martes la delegación de competencias de gestión del Museu de Mallorca al Consell Insular de Mallorca, cuyo procedimiento se inició el pasado mas de agosto por aprobación del Consell de Govern y que se presentó a la Comisión Técnica Interinsular, el órgano estatutario encargado de formalizar la propuesta al Parlament de les Illes Balears, que lo ha tramitado como proposición de ley.

En virtud de la aprobación de esta ley, el Govern de les Illes Balears, como administración gestora que es del Museu de Mallorca puesto que es de titularidad del Estado español, delega las facultades de ejecución, tanto del Museu de Mallorca como de sus secciones, es decir, la Sección Etnológica de Muro, el Museo Monográfico de Pollentia y los almacenes de Son Tous, donde se ubica el depósito del Museo.

El traspaso nace de la petición efectuada en 2017 por parte del vicepresidente del Consell Insular de Mallorca, Francesc Miralles, a la consellera de Cultura, Participación y Deportes del Govern de les Illes Balears, Fanny Tur, y que ha contado con el visto bueno del Ministerio de Cultura.

El coste efectivo neto de la delegación se ha calculado en 445.133 euros anuales, una cantidad que no incluye costes directos de personal, puesto que estos continuarán siendo responsabilidad de la Comunidad Autónoma de las Illes Balears. Por este motivo, la ley aprobada incluye el compromiso de la Comunidad Autónoma de mantener el mismo número de puestos de trabajo actual, para garantizar la cobertura de la prestación del servicio con las mismas condiciones.

La transferencia del equipamiento cultural a la institución insular va acompañada de la creación de la nueva plaza de técnico de grado medio para la coordinación del Museo dotada con 47.000 euros anuales; un incremento de plantilla con la creación de cuatro plazas en dos años; y un aumento del presupuesto. En este sentido, en 2011 el Museu de Mallorca contaba con 59.000 euros de presupuesto total y para el 2019 dispone de los mencionados 445.133 euros.

En virtud de esta delegación, el Consell Insular de Mallorca pasará a ejercer todas las potestades implícitas de gestión del equipamiento cultural, salvo las expresamente atribuidas a la Administración del Estado. En cuanto a la Comunidad Autónoma, se reserva algunas potestades como las autorizaciones sobre la salida o el movimiento de fondos museísticos o sobre las intervenciones de conservación y restauración de los fondos que sean de su titularidad, entre otros.

En cuanto a los fondos museísticos, tanto el Estado como la Comunidad Autónoma mantendrán las titularidades que les corresponden en la actualidad.

Por otro lado, el Consell Insular se encargará de los gastos de mantenimiento y conservación de los edificios de titularidad del Estado, mientras que las inversiones que supongan una intervención más allá de la conservación y el mantenimiento tendrán que ser programadas por la Administración del Estado y la de la Comunidad Autónoma, siempre con la consulta previa a la institución insular y la participación de esta.

La propuesta de ley incluye otras medidas, como la creación de una comisión paritaria para la coordinación y la cooperación bilateral entre el Consell Insular y el Govern, o el compromiso del Govern para trabajar de manera conjunta con la institución insular para obtener del gobierno del Estado un compromiso presupuestario para financiar de manera urgente las inversiones en los inmuebles donde se ubica la Sección Etnológica de Muro.

La Comunidad Autónoma de las Illes Balears lleva a cabo la gestión de los archivos, los museos y las bibliotecas de titularidad estatal ubicados en las Balears, entre los que se incluye el Museu de Mallorca y sus secciones. Aun así, el artículo 71 del Estatuto de autonomía reconoce a los consejos insulares el derecho de asumir la función ejecutiva y la gestión sobre la materia.

La delegación de estas competencias corresponde al Parlament de les Illes Balears aprobarlas. Esta es la tramitación que se siguió también cuando se aprobó la Ley 3/2011, de 25 de marzo, para delegar las competencias al Consell Insular de Menorca en relación con el Museu de Menorca y la Biblioteca Pública y el Arxiu Històric de Maó, que también son instituciones culturales de titularidad estatal.