Artxipèlag

Observatori de la Cultura de les Illes Balears
Mallorca - Menorca - Eivissa - Formentera

La familia Llabrés Bernat dona la obra del Carnaval de Bearn de Pau Fornés al Consejo de Mallorca

REDACCIÓN PALMA, 23.05.2019. La familia Llabrés Bernat ha donado al Departamento de Cultura, 
Patrimonio y Deportes esta pieza del pintor mallorquín para su conservación e 
incorporación a la colección museográfica de la institución. La obra se ha depositado a la 
Fundación Mallorca Literaria a fin de que se pueda exhibir en el contexto del recorrido 
expositivo de la Casa Llorenç Villalonga en Binissalem. 

Se trata de una pintura de dos metros por 80 centímetros que representa la escena del carnaval de la novela Bearn o La Sala de las muñecas (1956) del escritor Llorenç Villalonga. Una obra del artista mallorquín Pau Fornés (1930-2006) que fue expuesta a la galería ‘Bearn’ de Palma el año 1981.la familia LlabrésBernat, representada por las tres hijas: Antònia Maria Llabrés Bernat, Alícia Llabrés Bernat y Maria Amàlia Llabrés Bernat, formalizaron ayer el documento de donación durante un acto que tuvo lugar en la Casa Llorenç Villalonga, en Binissalem, y en el cual participaron el director insular de Cultura, Rafel M. Creus y la directora insular de Patrimonio, Kika Coll.

La obra Carnaval de Bearn ya está integrada dentro de la sala dedicada en Bearn del recorrido de la Casa Llorenç Villalonga. Un espacio inspirado en la obra maestra del escritor que también incluye una parte autobiográfica dedicado a Tofla, posesión ubicada en Alaró, que supone un pilar en la formación de la geografía mítica de Bearn.la sala Bearn acoge también otros pinturas que forman parte del legado de la Fundación Mallorca Literaria y que están vinculadas a la obra de Villalonga. Concretamente se puede ver un retrato del escritor y una escena con los dos protagonistas de la novela, Toni y mujer Maria Antònia de Bearn.

También se incluye el manuscrito de Bearn o La Sala de las muñecas, también propiedad del Consejo de Mallorca, así como una representación de las muchas traducciones a otras lenguas que se ha hecho de la novela.La Casa Llorenç Villalonga está concebida como una equipación cultural específicamente dedicado a dar a conocer la figura y obra del autor siguiendo la guía cronológica de su trayectoria, con atención específica a tres de sus obras más significativas: Muerto de dama (1931), Bearn o la sala de las muñecas (1956) y El ángel rebelde (1961). El centro también plantea el viaje a través del universo literario del autor, propiciado por la recreación de escenas villalonguianes en los aposentos del casal de Can Sabater y la visita al casal de Can Sabater como exponente de la arquitectura señorial de Binissalem, un espacio cargado de valores arquitectónicos, etnográficos y de ecos literarios.