La rotura espiritual y matérica se muestra a la nueva exposición de Josefina Torres en Can Jeroni de Ibiza

REDACCIÓN EIVISSA, 13.11.2018. Este viernes se inauguró a Can Jeroni, en Sant Josep, con un gran éxito y una numerosa 
asistencia de público, la nueva exposición individual de la pintora y poeta Josefina Torres, formada por cuadros y poesías que 
se podrán contemplar hasta el próximo 25 de noviembre en un horario de martes a domingo de 10,30 a 13,30 y jueves, viernes 
y sábado de 18,00 a 21,00 h. Los lunes permanecerá cerrado.

-En esta exposición que nos presenta?

La exposición consta de 20 obras de varios formatos que oscilan entre 120 cm x 80 cm y 30 cm x 15 cm., todas ellas son collages de cartones sobre lienzo, donde se repite un mismo patrón, el fondo roto y unido por pintura acrílica dorada o platejada.

-Es una evolución de su obra anterior?

Efectivamente, es una obra que ha evolucionado hacia la conceptualización y la simplificación pictórica y formal.

-Pero en ella sigue el tema recurrente a su obra de romper y rompre la materia.

Sí, es cierto, este tema es una constante, pero ahora lo he dotado de un nuevo significado, basada en el kintsugi.

-Qué relación tiene con el Kintsugi?

Cuando descubrí  el kintsugi, que es el arte japonés que consiste a unir la cerámica rompuda por medio de oro o plata, me quedé fascinada por la conexión que tenía con mi obra, tanto en el sentido matérico como espiritual.

En el sentido matérico utilicé  las roturas como metáfora de las cicatrices humanas y en cuanto al sentido espiritual las identifiqué con las heridas y fisuras del alma que no se tienen que esconder sino mostrar como consecuencia de nuestra lucha interna que nos convierte en personas más fuertes y por eso más bellas.

 

-Respecto a la parte pictórica vuelve a utilizar de nuevo los moratones que tanto hay empleado a sus cuadros.

Sí, el morado es un color que el identifico con el alma y el espíritu, y está claro, con la mar Mediterránea. En esta exposición la utilizo para neutralizar el contraste entre la luz de los colores dorados y plateados y la oscuridad del color negro creando paisajes etéreos y oníricos.

-Las poesías están inspiradas en la misma temática que las pinturas?

Sí, el kintsugi matérico trasladado al plan metafísico y espiritual. Son versos llenos de metáforas, sinestesias y comparaciones que hacen referencia a mi mundo interior y personal. Los poemas son muy breves, recuerdan a los haikus japoneses por su síntesis y concentración lírica. También hay una evolución sobrel el tono dramático y negativo de las composiciones, ahora aporta esperanza y luz y por primera vez aparece el tú y lo nosotros. Es decir, por primera vez puedo contemplar el mundo exterior e incluirlo en mi obra:

Rompe la existencia
Masticala a trocitos
Y aliméntate
Con su aliento

-Qué es su próximo proyecto?

Será exponer obra mía en una galería de Mallorca el año que viene. En cuanto a la poesía tengo la intención de publicar un poemario.

Josefina Torres (Ibiza 1969) es diplomada en Artes Visuales y Comunicación y Diseño Gráfico y ha realizado numerosos estudios de dibujo y pintura en Madrid, Barcelona, Mallorca e Ibiza, lugares en que también ha expuesto, tanto de forma individual como colectiva. Su última exposición individual lo ha realizado en Alicante.

Su trabajo se caracteriza por el uso de diferentes materiales como papeles, cartones o lienzos, en forma de collage, rasgados, arrugados o rotos alrededor de un lenguaje poético que juega con manchas de colores y sentimientos del alma humana, todo esto compaginado con la poesía, otra de sus pasiones.