«Redenciones: música del siglo XX para tiempos convulsos».

REDACCIÓN PALMA, 30.04.2109. La Orquesta de Cámara de Mallorca presenta "Redenciones: 
música del siglo XX para tiempos convulsos"

Junto con la música se harán lecturas de cartas de los últimos fusilados por el III Reich. Actuará como solista una de las jóvenes vihuelistas más destacadas de Europa, Patricia Gómez.La Orquesta de Cámara de Mallorca ofrecerá este fin de semana su cuarto concierto de Temporada bajo el título de «Redenciones».

Se trata de un concierto donde abordarán repertorio de autores que vivieron la II Guerra Mundial y que los influyó en su música. Para acentuar el carácter social de este concierto se harán lecturas también de cartas de los últimos fusilados por el régimen nazi.Los conciertos tendran lugar el sábado 4 de mayo a las 19h en la Iglesia des Pont de Inca (Marratxí) y el domingo 5 de mayo también a las 19h en la Iglesia de Monti-Sion de Pollença. Intervendrá también como solista una de las jóvenes intérpretes de la viola más destacadas de Europa, Patricia Gómez. Esta joven catalana de tan solo 25 años a día de hoy trabaja a la Folkwang Kammerorchester de Essen(Alemania) y es miembro de Gustav MahlerJugendorchester y de la Joven Orquesta de la Unión Europea, dos de las instituciones musicales más prestigiosas del mundo.

A la batuta, el director titular, Bernat Quetglas.Por el que hace el repertorio destaca que las dos obras de Arvo Pärt (Estonia, 1935) que sonarán por primera vez en las Baleares: «Fratres» y «Cantus en memoria de Benjamin Britten». El carácter funerario de esta última pieza entronca con el «Trauermusik» de Paul Hindemith, obra compuesta en un solo anochecer para un funeral.

De todas formas la obra central de este concierto será la «Sinfonía de cámara» de Dimitri Xostakòvitx, obra compuesta después de la fuerte impresión que causó en el compositor ver la ciudad de Leipzig en ruinas después de la II Guerra Mundial. El compositor, consternado, dedicó la obra «a todas las víctimas del fascismo y de la guerra». Música funeraria, música inspirada en el horror; un aviso la sociedad actual y los tiempos convulsos que vivimos.